Centro de Terapias Naturales y de Hipnosis 
Dietetica y nutrición para perder peso y mejorar tu salud

La autoestima con hipnosis en Denia

Terapias naturales en Denia para dejar de fumar.

La palabra "autoestima", tuvo origen en el termino ingles "selfesteem", del cual es traducción. Son sinónimos: Auto aprecio, Autovaloracion, Autoaceptacion.

 

Se la define como:

"Valorarse en la justa medida, tanto en lo positivo coma en lo negativo". 0 también: "El conjunto de actitudes positivas hacia si mismo", tales coma: Amor, opinión positiva, confianza, sentimientos dignos hacia uno, etc.

La autoestima básicamente es un estado mental. Es el sentimiento o concepto valorativo (positivo o negativo) de nuestro ser, la cual se aprende, cambia y por supuesto la podemos mejorar y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sabre nosotros mismos hemos ido recogiendo, asimilando e interiorizando durante nuestra vida.

 No nacemos con un concepto de lo que somos, sino que este se va formando y desarrollando progresivamente a lo largo de nuestra vida. Alrededor de los cinco años de edad formamos nuestra visión predominante del mundo. Nuestra percepción del mundo

que nos rodea como un lugar seguro o peligroso, y nuestra predisposición a interactuar con el de manera positiva o negativa, es determinada a esta temprana edad.

Un adecuado nivel de autoestima es la base de la salud mental y física de nuestro organismo. El concepto que tenemos de nuestras capacidades y nuestro potencial no se basa solo en nuestra forma de ser, sino también en nuestras experiencias vividas a lo largo de nuestra vida. Lo que nos ha pasado, las relaciones que hemos tenido con los demás (familia, pareja, amigos, compañeros de trabajo, de estudio,  vecinos, etc.), las sensaciones que hemos experimentado, todo influye en nuestro carácter y por tanto en la imagen que tenemos de nosotros mismos.

El auto-concepto deriva de la comparación subjetiva que hacemos de nuestra persona frente a los demás, asi como de lo que estos nos dicen y de las conductas que dirigen hacia nosotros. También los éxitos y los fracasos personales influyen en nuestra forma de valorarnos. 

Una persona con baja autoestima suele ser alguien:

   inseguro.

     Desconfiado de sus propias facultades.

     No quiere tomar decisiones por miedo a equivocarse.

     Necesita constantemente la aprobación de los demás.

     Tiene muchos complejos.

     Tiene  una  imagen  distorsionada  de  si  mismo, tanto  a  nivel  físico  como  a  nivel psíquico (corporal, personalidad y carácter).

     Le cuesta mucho hacer nuevos amigos.

     Esta muy pendiente del que dirán o pensaran sobre el.

     Tiene un miedo excesivo al rechazo, a ser mal juzgado y a ser abandonado.

     Se siente deprimido ante cualquier frustración.

     Suelen experimentar angustia y depresión.

     Se hunde cuando fracasa en sus empeños.

     Evita hacer proyectos o los abandona a la primera dificultad que aparece.

     Se muestra inhibido en cuanto a la expresión de sus sentimientos por miedo a no ser correspondido o rechazado.

     Etc. 

Todo esto le produce un sentimiento de inferioridad y timidez a la hora de relacionarse con los demás. La dependencia afectiva que posee es resultado de su necesidad de aprobación, ya que no se quiere lo suficiente como para valorarse positiva-mente. 

Una persona con buena autoestima:

     Posee una visión de si mismo y de sus capacidades realista y positiva.

     No necesita de la probación de los demás.

     No se cree ni mejor ni peor que nadie.

     Muestra sus sentimientos y emociones con total libertad.

     Afronta  los nuevos retos con optimismo, intentando siempre superar el miedo y sobre todo asumiendo responsabilidades.

     Se comunica con bastante facilidad y le satisfacen las relaciones sociales, valora la amistad y tiene iniciativa para dirigirse a la gente.

     Sabe aceptar las frustraciones, aprende de los fracasos, es creativo e innovador, le gusta desarrollar los proyectos y persevera en sus metas.

    Tiene una mayor aceptación de si mismo y de los demás.

     Padece menos tensiones y domina mas el estrés.

     Posee una visión mas positiva y optimista respecto a la vida.

     Mejor control de los acontecimientos.

     Posee un mayor equilibrio emocional.

    Tiene una mayor capacidad de escuchar a los demás.

     Posee una mayor auto-confianza, mas humor y sobre todo mas creatividad.

     Disfruta tanto de las situaciones sociales como también de la soledad.

    Tiene menos temor ante los riesgos y fracasos, viéndolos como oportunidades y experiencias que le ofrece la vida para mejorar y crecer como persona.

     Posee una mayor capacidad de expresar los sentimientos.

     Tiene una mayor ilusión, motivación, entusiasmo y capacidad para disfrutar de los grandes y pequeños placeres de la vida.

     Etc.

 

Una persona con un buen nivel de autoestima disfruta y vive muchísimo mas la vida que una persona con un bajo nivel de autoestima.

De este modo, las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen auto-limitarse y tienden mas al fracaso.

Los problemas de autoestima suelen deberse a formas desadaptativas de ser y protegerse que traemos del pasado. Para liberarnos de ellas hay que atreverse a actuar en el presente. El vaivén entre la reflexión y la acción es esencial porque las personas con problemas de autoestima tienden a inhibir la acción o a actuar siempre del mismo modo. Debemos trabajar en nuevas formas de ser en uno mismo, pero también en la relación con los demás. Favorecer la autoestima necesita continuidad, pero sobre todo que nos tratemos bien y creemos un clima de tolerancia ante las dificultades. El trabajo no progresara si nos culpabilizamos en cada tropiezo. Para evitarlo debemos aceptarnos y respetarnos. 

CON HIPNOSIS EN DENIA SE PUEDE LOGRAR.


 

´´Continuara´´