Centro de Terapias Naturales y de Hipnosis 
Dietetica y nutrición para perder peso y mejorar tu salud

Terapias naturales en Denia para dejar de fumar.

Test H.L.B. - H.L.B.O.

El test H.L.B.O. es, sin duda, una de las herramientas más maravillosas que tenemos a nuestro alcance para poder conocernos y conocer a otros. Con esta herramienta podemos analizar, a través de un microscopio, muestras de sangre coagulada y realizar toda una radiografía holística de la persona sin necesidad aplicar de medios invasivos, como los rayos X, las endoscopias, etc.

El estudio se basa en las alteraciones de los factores de coagulación producidos por patologías, venenos metabólicos, radicales libres o bacterias.

 Con el Sistema H.L.B.O en sangre se observan las alteraciones en la bioquímica del cuerpo humano, tanto de color como de estructura, que dan información sobre el estado de salud del cuerpo. Estas pueden ser consecuencia de mecanismos naturales o de enfermedad. 

El test H.L.B.O. es una técnica sencilla, prácticamente indolora, puesto que tan solo requiere un pinchazo en un dedo; la gota se deposita en un cristal porta y una vez coagulada se observa al microscopio. Además, proyectando la gota de sangre coagulada en una pantalla de televisión u ordenador, permite compartir con el paciente la interpretación de la misma, lo que mejora la conciencia sobre su estado de salud y los impulsa a tomar medidas correctivas (si es el caso).

De modo que el test HLB es una poderosa herramienta que nos puede dar un cuadro bastante exacto de nuestra realidad biológica del paciente. Aún con sus limitaciones, nos orienta y señala el camino hacia los cambios que debemos hacer, incluso antes de que los síntomas se presenten de forma abrupta o lleguemos a un estado crónico del que sea más difícil salir. El  Test H.L.B.O puede darnos información NO SOBRE ENFERMEDADES (diagnóstico) sino sobre FACTORES DE RIESGO (predisposiciones) que tenga la persona. Esto es muy importante puesto que este tipo de estudio microscópico nos permite adelantarnos a la enfermedad que de seguro aparecerá si no se cambian los hábitos de vida. Por lo tanto, como medida preventiva es muy interesante hacerse este tipo de estudio regularmente para valorar las deficiencias, acumulaciones o tendencias hacia las cuales se dirige nuestro organismo.

Factores de riesgo de se pueden detectar con el Test del HLB/HLBO:

  • Acumulación de radicales libres
  • Anemias
  • Déficit de vitamina C
  • Déficit o mala calidad de proteínas
  • Estrés cardiaco
  • Estrés adrenal
  • Estrés hepático
  • Estrés oxidativo
  • Exceso de proteínas
  • Hipercalcemia
  • Parásitos (a estudio)
  • Predisposición a trastornos circulatorios o degenerativos o ambos.
  • Presencia de metales pesados
  • Procesos celulares
  • Procesos humorales
  • Quistes
  • Toxicidad general
  • Toxicidad intestinal
  • Trastornos del metabolismo del calcio
  • Trastornos del sistema linfático.
  • Trastornos digestivos: enzimáticos, malas digestiones, alergias, intolerancias,…
  • Trastornos hormonales
  • Trastornos inmunológicos
  • Trastornos musculares
  • Tratamientos sin resultados positivos
  • Tratamientos con resultados positivos
  • El test de sangre H.L.B debe su nombre a las iniciales de los doctores Heitan, Lagarde y Bradford. Posteriormente se le incorpora la “O” del Dr. Oswald, que según algunos autores fue el que introdujo este test a Europa. Aunque el origen de la técnica se remonta a la Prueba de Bolen. 

      En 1942, el médico H. Leonard Bolen presentaría esta técnica como “la retracción del coágulo practicado sobre una gota de sangre recogida sobre lámina, seca y examinada al microscopio”. Esta retracción presentaría en los individuos afectados de cáncer, de leucemia y en las mujeres embarazadas aspectos diferentes a los observados en los individuos normales. De esta forma se desarrollo el llamado “Bolen blood test”, con la aportación de los investigadores científicos O.C. Gruner, N. Philip Norman y Anna M. Slicher. Ésta técnica está recogida en el libro de analítica clínica de Suarez Peregrín.

       Posteriormente, el Dr. Herni Heitan, y su discípulo Philippe Lagarde, continuaron con las investigaciones de éste análisis a lo que ellos llamaron “Análisis Microfotográfico a Colores” para la detección del cáncer y del embarazo.

       En los años 1970 el científico y bioquímico Robert W. Bradford se interesó en estos análisis, y fue él quien dio la base teórica y científica a este test al estudiar de forma exhaustiva el tema de la coagulación sanguínea y observar, no sólo como el cáncer altera la forma de la gota de sangre seca coagulada, sino que otras patologías también producen esta alteración. Bradford determinó que la microfotografía de sangre coagulada captaba trastornos metabólicos que dejaban sus “huellas” en la sangre, y que estas huellas eras de productos metabólicos provocados por la actividad de las especies reactivas de oxígeno tóxico (EROT). El Dr. Bradford publicó la exposición razonada bioquímica del análisis H.L.B. en 1984. También, ligo el uso del análisis H.L.B. y su microscopio con la evolución de la “Teoría EROT de las Enfermedades Degenerativas”. Actualmente el Bradford Research Institute (www.bradfordresearch.nhs.uk) continúa con la investigación de los procesos metabólicos que se llegan a través de las manifestaciones empíricas del Análisis de Sangre H.L.B.

       De modo que Bradford fue mucho más allá que Heitan y Lagarde. Tal es así que observó más de 35 alteraciones en la morfología de una gota de sangre coagulada. Estas alteraciones las relacionó con diferentes patologías o factores de riesgo patológicos, de tal modo que el estudio microscópico de una serie de gotas de sangre coaguladas de un individuo nos proporciona información sobre el estado de salud o la predisposición patológica del mismo; su estado de oxidación celular, alteraciones del sistema inmunitario, carencias nutricionales, tóxicos, desequilibrios metabólicos, estrés, deficiencia de vitamina C, alteraciones en el metabolismo del calcio, y así hasta un sinfín de variables que son significativas en los estándares de la buena salud. Por lo tanto es importante anotar que el Test de sangre H.L.B. no diagnostica enfermedades, esto solamente les corresponde a los médicos colegiados.  El test de H.L.B. nos sirve para obtener una idea del panorama global y el estado consecuente de salud de la persona. Nos informa de factores de riesgos patológicos. Teniendo en cuenta lo explicado, podemos decir que el Test de H.L.B. nos da información NO SOBRE LA ENFERMEDAD (diagnóstico) sino sobre los FACTORES DE RIESGO (predisposiciones) que tenga la persona. Esto es muy importante, ya que éste tipo de estudio microscópico nos permite adelantarnos a la enfermedad.

       Resumiendo diríamos que el análisis descubre y analiza las configuraciones morfológicas vistas microscópicamente en gotas de sangre coagulada. Estas estructuras morfológicas esencialmente son el resultado de alteraciones de las sendas biológicas o productos de descomposición causados por las especies reactivas de oxígeno tóxico (EROT), que incluyen los llamados “radicales libres” tan bien como otras especies reactivas o bacterias.

      Por lo tanto, como medida preventiva éste tipo de estudio resulta de gran interés para valorar las deficiencias, acumulaciones o tendencias hacia las cuales se dirige nuestro organismo. 

       Lo aquí expuesto es una primera aproximación a lo mucho que el profesor Bradford ha descubierto con relación al Test H.L.B. Mucha más información se puede encontrar en su libro: “Oxidology. The Study of Reactive Oxygen Toxic Species (Rots) and Their Metabolism in Health and Disease”.